Iglesia Ortodoxa Rusa en la Argentina - San Nicolás Taumaturgo
  • BUSCADOR

NOTICIAS

19 de diciembre de 2014

San Nicolás Taumaturgo

En la mañana del 6 de diciembre d 1996, día en que la Santa Iglesia conmemora a San Nicolás, junto con mi lector Timothy Tadros, llegamos a nuestro templo consagrado a San Jorge megalomártir, en Michigan City, Indiana (EE.UU). para prepararnos para el oficio de la Santa Eucaristía. Para nosotros, San Nicolás es un Santo muy importante, pues fue el zar mártir Nicolás (así bautizado en honor al gran Santo de Mira y Bari) quien ayudó con generosas donaciones, de su dinero personal, para los humildes comienzos de la construcción de nuestro templo. Él donó a nuestro Santuario los primeros Iconos para el Iconostasio incluyendo uno de San Nicolás y una cruz misional, hecha de oro para el padre fundador del templo,el rev. Abu -Alam Farrah, quien era el hermano de mi bisabuelo.Esa nevada mañana cuando abrimos la puerta de la iglesia, alrededor de las 6:30 hs al entrar en el vestíbulo, con Timothy nos sentimos como envueltos en una dulce fragancia de rosas, bajo el tibio sol de un caluroso día estival. Me asombré cuestionando mentalmente su origen la que parecía provenir de ninguna y de todas partes al mismo tiempo. Abrimos la puerta de la nave de la iglesia y la fragancia se hizo mas fuerte pero no agobiante. Era como si el aroma fuera parte de nosotros y así lo sentíamos. Esto se hizo más evidente por el simple hecho de que Timothy y yo sufríamos de gripe y estábamos congestionados, lo que notablemente disminuía nuestro sentido del olfato. Encendimos las luces y Timothy comenzó a buscar de donde provenía. Yo dirigí mi vista a las Puertas Reales y descubrí que el Icono de San Nicolás que estaba sobre el analogion preparado para la liturgia tenía tres brillantes emanaciones que fluían de él. Todo mi cuerpo se ruborizó y se puso rígido sintiendo como si mi corazón fuera a caer y traspasar el piso. Lleno de lágrimas dije: 'Es San Nicolás'. No puedo ni siquiera expresar que era yo quien lo decía. Parecía estar arraigado al lugar donde estaba parado, incapacitado para acercarme a la imagen. Después de unos minutos (que se asemejaron a una hora) pude acercarme a Timothy, quien se encontraba junto al Icono haciendo ya postraciones frente a la Santa imagen. la observé y descubrí que lo que estaba sucediendo, era que de la parte superior de la frente de San Nicolás caía liquido en forma de tres flujos: uno bajando hacia el centro por sobre la nariz, los otros por los dos flancos, pareciendo fluir alrededor de los ojos y cayendo a la parte inferior del Icono que estaba delicadamente inclinado para la veneración. la fragancia era muy prevaleciente, no parecía provenir directamente del Icono, pero penetraba por todos lados. Mientras trataba de discernir que es lo que sucedía frente a mis ojos, pasé por todo una serie de emociones; comenzando por temor, que se tornó en tristeza y alegría semidulce. Porque ésta no era la primera vez que el Señor me había elegido para ser testigo de Su Gloria. Algo más de tres años atrás, mientras oficiaba la Santa Liturgia en una parroquia dedicada a la Santísima Trinidad, el Señor me bendijo permitiéndome ver brotar miro de las heridas causadas por la corona de espinas en un Icono de la Crucifixión de Nuestro Salvador. Esto ayudó a transformarme de un cristiano que racionalizaba la fe a un verdadero creyente en Nuestro Señor Jesucristo, conduciéndome a la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero buscando la salvación para mi alma miserable, desdichada, infeliz y afligida. A raíz de la experiencia pasada, actúe con cautela, teniendo cuidado de no caer en las garras de los demonios que tratan siempre de apresarnos como aves de rapiña para sumergirme en la trampa del racionalismo. Pero porque nuestro Señor es infinito, y Su voluntad determina todas las cosas, me puse una estola y levanté el Icono para examinar el reverso notando que aparentemente estaba seco, Es importante destacar que este Icono es una reproducción impresa en papel laminado con plástico y pegado sobre la madera. Montada en el Icono se encuentran reliquias de San Nicolás que fueron regaladas a nuestra capilla por el hieromonje Simeón del skit de San Isaac de siria, donde el Icono fue hecho por los monjes de ese skit. Hacen Iconos pegados sobre madera para la venta. Ellos tienen un control de calidad muy estricto. Este Icono era uno que no había pasado la inspección y lo habían colocado en el cajón de los rechazados para entregárselo a los visitantes y peregrinos como regalo. Así me fue entregado y yo lo llevé a casa, el liquido parecía salir directamente a través del plástico laminado. Comencé a interrogar a Timothy sobre sus últimas visitas al templo a partir del pasado domingo, (la última vez que yo estuve en la iglesia) y él me dijo que no había estado en el templo en los últimos dos días. a raíz de que Timothy, el lector George Mixis y yo somos los únicos que tenemos llaves de la iglesia no sospechamos para nada la intervención humana, dimos gloria a Dios por las emanaciones que fluían frente a nuestros ojos. Dirigiéndome al altar tome algodón y lo acomodé en la parte inferior del Icono para recoger el miro que allí se estaba acumulando. el miro en el Icono parecía claro (incoloro) pero dorado sobre el algodón, y lleno de aroma. Toqué la punta de mi lengua con el miro, y resultó ser muy agrio y entumeció mi lengua al instante. Como era muy temprano decidimos no contactar a Su Eminencia el arzobispo Alipy hasta después de que terminara el oficio de la Liturgia en la Catedral. Más tarde después del mediodía recé en forma privada las oraciones de exorcismo frente el Icono y lo toqué con la cruz de altar para asegurarme que era una manifestación divina. Luego me fue posible contactarme con el padre Andrés Sommer; el decano de la diócesis; y le expliqué lo que había sucedido. Él le comunicó a monseñor Alipy sobre lo sucedido y se decidió que debía llevar la imagen al día siguiente a la Catedral para que monseñor la inspeccionara. la Catedral se encuentra aproximadamente a una hora y media de viaje de mi templo. Más tarde ese mismo día la abadesa junto a las hermanas del monasterio serbio stavropegial de la zona, (stavropegial quiere decir que dependen directamente de la administración central de la iglesia) vinieron a rezar junto a nosotros el akathistos a San Nicolás. Durante las oraciones del akathistos el miro fluía en forma libre para el consuelo de todos los presentes. Todos nosotros con lágrimas en nuestros ojos y con júbilo en nuestro corazón, unidos en una sola persona, en comunión. Sentimos la presencia del Santo Jerarca de la iglesia, nuestro padre entre los Santos San Nicolás y nos regocijamos por su milagrosa intercesión y amor por nosotros. El Santo miro fluye del Icono desde aquel día hasta hoy, muy lentamente, y a veces en forma intermitente. Un marco tipo relicario fue construído para el Icono (Kiot) y un joven serbio hizo una riza de cobre para cubrirlo con piedras semipreciosas, que es como aparece el Icono en estos días. en la última visita al Brasil la parroquia del padre Constantino Busiguin y su familia le regalaron la presente riza de plata. el Icono a visitado ya muchas parroquias porque es portable. Dios a en Su infinita misericordia a concedido muchas bendiciones a aquellos que fueron conmovidos por la Santa imagen. Relataré algunos casos: 1. Mi lector me llama una tarde para informarme de que una mujer había arribado para recoger a su sobrino y enterrar a su hermana de 31 años. Él me pregunta si es posible que ella venga a ver el Icono y ser ungida con el Santo miro porque estaba pasando por un momento muy difícil. la señora y mi lector se reunieron conmigo frente a la iglesia y entramos juntos. Mientras entrábamos la señora comenzó a llorar y me dijo que no había estado en una iglesia por mucho tiempo. Yo la conduje frente al Icono y ella estuvo parada frente a la imagen por mucho tiempo observándolo y sollozando continuamente. Luego tomé un trocito de algodón y la ungí la frente rezando para que el Señor la ayudara a través de la intercesión de San Nicolás. Ella me explicó que le habían otorgado la custodia de su pequeño sobrino pero que tenía un problema. Sufría de cáncer de mamas (ya le habían extirpado ambas) la criatura tenía solo 7 años y no esperaba sobrevivir los próximos dos años. Ahora estaba pasando por quimioterapia porque el cáncer se manifestaba en tumores a los costados del cuerpo. Yo le expliqué que todo proviene del Señor, inclusive la cura. Le entregué un pedacito de algodón con miro indicándole que se ungiera en el Nombre de la Santísima Trinidad todos los días, pidiendo a Dios que se cumpla Su Santa Voluntad. Unas semanas después mi lector me llamó y dijo que la mujer telefoneó desde Ohio; su lugar de residencia; y que había dicho que esa semana había ido al hospital para un nuevo curso de quimioterapia y los médicos descubrieron que el cáncer había desaparecido totalmente de su cuerpo. los médicos estaban tan asombrados que la internaron en el hospital por 24 horas en observación pero no encontraron vestigio alguno de la enfermedad y la declararon curada. Esto tomo lugar un año y medio atrás y recientemente comunicó que vive sin señas de la existencia de cáncer alguno, y que agradece todos los días al Creador por permitirle disfrutar de la alegría de educar a su sobrino llamado Nicolás. 2. Durante la visita con el Icono al monasterio de donde proviene la imagen un hombre se acercó y me pidió un pedacito de algodón con miro para su esposa que sufría de cáncer desde hacía muchos años y que en los últimos dos ni siquiera se podía mover de su lecho. Yo lo ungí y le dí un algodoncito para su mujer y una copia del Icono para que le llevase. Él me comentó que su esposa había perdido la fe largo tiempo atrás y que aunque él creía que esto la iba a ayudar, posiblemente ella no creía así. Yo le dije que le explique, le contara lo que él había visto y que la ungiera en el Nombre de la Santísima Trinidad, pidiendo por la intercesión de nuestro Santo Jerarca. Alrededor de una semana después recibí una llamada del monasterio para informarme de que el hombre los llamó y dijo que al llegar a su domicilio se dirigió al cuarto de su esposa y tomó el miro y la copia del Icono que le había dado. y que antes de que él pudiera explicar de lo que se trataba, ella lo arrebató de sus manos y lo atesoró apretándola junto a su pecho y llorando y que le fue imposible calmarla hasta que se durmió. a la mañana siguiente él se levantó para comenzar su rutina diurna de atenderla y cuando entró a la habitación descubrió que la cama de la cual su esposa había sido prisionera los últimos dos años estaba vacía. Corrió por la casa buscándola y la encontró en la cocina preparando el desayuno. Ella le dijo que se sentía bien. Después de ser revisada por los médicos y sometida a estuDios fue descubierto que no existía cáncer alguno en su cuerpo. Yo conocí personalmente a esta mujer y en la actualidad es muy felíz y saludable agradeciéndole a Dios por Su misericordia. 3. Uno de mis parroquianos me pidió un día si podía llevar un poco de miro para una amiga que padecía terriblemente de alcoholismo, tomando dos botellas de vodka diariamente. Yo se la di explicándole como tenía que ungir a su amiga. la mujer fue ungida y desde ese momento hasta el día de hoy; ya hace un año; no ha retornado a la bebida. Ella estaba tan agradecida por haberse aliviado de esta pasión que me pidió si podía reemplazar el piso que por mas de 50 años recubrió nuestro templo, así la casa sagrada de Dios y del Icono le sería placentero al Señor. Yo le dije que ella no tenía obligación alguna, mas se negó rotundamente, e instaló un piso de madera nuevo en la iglesia. Mucha gente fue curada de muchas enfermedades a través de la fe fortalecida después de la experiencia de ver a la Santa imagen y haber sido conmovidos por el miro que brota de la misma. Yo diligentemente siempre les recuerdo a todos los que ven la Imagen de que todo proviene de Dios y que hace que suceda lo que es bueno para sus vidas. La mayoría de las veces por mi parte he observado el fortalecimiento de la fe en incontable cantidad de personas y la cura de males espirituales que aparentemente son los más prevalecientes en estos días. 4. en los Angeles me pidieron que trajera el Icono a una mujer serbia que estaba en el hospital. Su esposo pidió ayuda a San Nicolás y la misma llegó. la criatura nació prematura de 5 meses a los 15 minutos que el Icono se fuera. los doctores y el sacerdote serbio quien bautizó al bebé le dijieron que lo dejaran morir. por 20 minutos él sostuvo a su bebé y argumentó que San Nicolás protegería a su hija y que la pusieran en una incubadora. Ellos procedieron y la niña ahora está viva, respirando por sí sola y pasando todos los exámenes. la niña se llama Nicolletta. Toda la locura no significa nada en la luz de los santos milagros de Dios.

Sacerdote Elías Warnke

 
Horario de los Oficios
Visitas al templo
Casamientos y Bautismos
Oficios Religiosos en otros templos
Velas eclesiasticas
Brasil 315 - San Telmo - Tel.: 4361-4274
Hermandad San Sergio