• BUSCADOR

NOTICIAS

12 de abril de 2015

Discurso catequstíco de San Juan Crisóstomo

SANTO PADRE GRAN Y MAESTRO JUAN CRISÓSTOMO ARSOBISPO DE CONSTANTINOPLA DISCURSO CATEQUÉSTICO

Si hay alguien piadoso y devoto, disfrute de esta fiesta bella y alegre. Si hay algún siervo agradecido, entre contento a la alegría de su Señor. Si alguien guardó ayuno, disfrute ahora de la recompensa. Si alguien trabajó desde la primera hora, reciba hoy la deuda justa. Si alguien vino después de la tercera, festeje con alegría. Si alguien llegó después de la sexta, que no dude para nada, pues en nada se ve perjudicado. Si alguien llegó tarde a la novena, venga, sin dudar. Si alguien sólo llegó a la onceava, no tema por la tardanza; pues como el Señor es magnónimo, recibe al último, igual que al primero; hace descansar al que llegó a la onceava, como al que trabajó desde la primera; concede misericordia al retrasado, tanto como atiende al primero. Le da tanto a aquel como a este le concede. Recibe tanto las obras como pondera la voluntad. Honra tanto al hecho como elogia la intención.

Entren todos, pues, a la alegría de vuestro Señor. Tanto los primeros como los segundos, disfruten de vuestro salario. Ricos y pobres bailen juntos. Continentes y perezosos honren el día. Quienes hicieron ayuno y quienes no, regocójense hoy. La mesa está llena, coman todos. El becerro abunda, que nadie salga con hambre. Disfruten todos del banquete de la fe. Disfruten todos de la abundancia del beneficio.

Que nadie lamente pobreza; pues llegó el reino común a todos. Que nadie llore por sus faltas; pues amaneció del sepulcro el perdón. Que nadie tema la muerte; pues nos liberó la muerte del Salvador. La extinguió al ser retenido por ella. Encadenó al Hades, el que descendió al Hades. Lo amargó, al degustar Su carne;

y ello fue anticipado por Isaías que gritó: el Hades, dice, se amargó, al encontrarte abajo. Se amargó [Se amargó], pues fue abolido. Se amargó [Se amargó], pues fue burlado. Se amargó [Se amargó], pues fue muerto. Se amargó [Se amargó], pues fue destituido. Se amargó [Se amargó], pues fue maniatado. Recibió un cuerpo y se halló con Dios. Recibió tierra y se encontró con el cielo. Recibió lo que veía y se cayó donde no veía.

¿Dónde está, muerte, tu cetro? ¿Dónde está, Hades, tu victoria?

Resucitó Cristo [Resucitó] y tú fuiste abatido. Resucitó Cristo [Resucitó] y cayeron los demonios. Resucitó Cristo [Resucitó] y se alegran los Ángeles. Resucitó Cristo [Resucitó] y la vida prevalece. Resucitó Cristo [Resucitó] y no queda ningún muerto en su sepulcro. Pues, Cristo, al resucitar de entre los muertos, fue la primicia de los fallecidos. Sea para él la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.

 
Horario de los Oficios
Visitas al templo
Casamientos y Bautismos
Oficios Religiosos en otros templos
Velas eclesiasticas
Brasil 315 - San Telmo - Tel.: 4361-4274
Hermandad San Sergio